Inicio >> Guía de viaje a China
  Guía de Viajes a China  >>  Lugares Turísticos en China  >>  

Gongwangfu es la mitad de la historia de Qing

Gongwangfu es la mitad de la historia de Qing

Gongwangfu fue la mansión del príncipe de la Dinastía Qing (1644-1911) y actualmente está considerada como la mejor conservada entre sus similares ubicadas en Beijing. Se sitúa en Shichihai, tiene un paisaje ameno y está completamente redeada de agua, considerándose un ¨lugar precioso de geomancia¨.

Construida en 1777, la mansión cambió de dueño en varias ocasiones. Fue originalmente la residencia de Heshen, un ministro poderoso y favorito del emperador Qianlong, quien fue ejecutado por actos de corrupación. Posteriormente a ese funcionario el emperador Jiaqing le otorgó el favor del suicidio en 1799, y cedió la mitad de la residencia a Wang Yonglin, príncipe Qingxi. Después de su muerte, su nieto Fu Wei heredó su título de nobleza y en 1921 la empeñó junto con el jardín a la Iglesia Católica. En 1937, la Universidad Furen la compró para emplearla como edificio escolar. Después de la liberación del país, fue ocupada por un tiempo por la Universidad Pedagógica de Beijing, el Conservatorio de China y el Instituto de Arte del Ministerio de Cultura.

Formada por la parte residencial y un jardín, tiene un área de más de 60.000 metros cuadrados, cuya estructura se divide en tres espacios, oriental, central, y occidental y cinco patios en dirección sur-norte. Se trata del major Siheyuan (patio cuadeangular) del mundo.

La Gran Casa de Teatro es el edificio principal de la parte oriental, en la cual caben 200 personas a la vez. No sólo se ultiliza para apreciar la ópera de Beijing, sino también para celebrar ceremonias de bodas o funerales. Se dice que toda la construcción no se utiliza ni un clavo, a pesar de que el material de la mansión es de madera. Debido a su excelente acústica, es posible escuchar la ópera con mucha claridad en todos los rincones de la sala. La decoración del teatro también es impresionate, las columnas y vigas están adornado con pintura de flores de color púrpura.

El pabellón Huxin se sitúa en medio de un lago, es un lugar maravilloso para pescar u admirar el paisaje. Al fondo de la residencia se ubica un edificio de dos pisos para almacenar tesoros, con 108 habitaciones, llamado “noventa y nueve habitaciones y medio”. En la pared trasera se abren 88 ventanas, de diversas formas, cada una correspondiente a una preciosidad. He Shen, al ver la ventana, comprendió qué había dentro. En la reciente reparación se descubrió también una pared de múltiples capas, que según se ha explicado, cuando confiscaban su casa, encontraron en esa parte 26.000 liang (un liang equivale a 50 gramos) de oro. Los bienes allanados de su familia por el emperador Jiaqing ascendieron a unos 900 millones de liang de plata, equivalentes al ingreso total del tesoro público de diez y tantos años.

Además de su valor artístico y cultural particular, Gongwangsu fue testigo de la prosperidad y decadencia de la última dinastía feudal de China. ¨Un Gongwangfu es la mitad de la historia de Qing¨, subrayó el famoso geógrafo Hou Renzhi, para ilustrar la enorme importancia del complejo.

<< Volver   |  Beijing  |  Atracciones
FEEDBACK